Boca saludable en el embarazo

IMG_20170417_103749_983

Siempre tuve una boca saludable👅. Mis visitas al dentista🙊 son generalmente por control🔎 y limpieza🚿. El embarazo🤰 cambió todo. Cada vez que lavaba mis dientes😁 parecía una masacre🔪. Era una cantidad de sangre inmanejable🆘. Fue ahí, cuando descubrí que la sensibilidad dental y sangrado de encías era tan comun durante el embarazo. ¿Por qué? 🔸Las hormonas pueden afectar realmente la manera en que el cuerpo reacciona a las bacterias, y pueden conducir a una infección y a las encías y dientes doloridos. 🔸El aumento del flujo 🔃sanguíneo aparece durante el embarazo para cuidarnos a nosotras y a nuestro bebé👶🏼. Mayor flujo de sangre puede crear encías sensibles, inflamadas y sensibles al tacto.

Por eso, es clave tener en cuenta el siguiente #QueenMammasTip ➡
1.Comprá un cepillo de cerdas suaves.Generalmente el que tenemos no sirve 😒 pero en farmacias venden una gran variedad (a mi me recomendaron un #gum super suave)
2. Cepillá con frecuencia tus dientes SUAVEMENTE. La clave no está en la fuerza 💪🏼
3.Comé menos cosas dulces🍬🍭🍫. El azúcar alimenta las bacterias en la boca, lo que puede conducir a las caries y el dolor. Como no nos gustan las prohibiciones 🚫, creemos en darnos el gusto pero cepillarnos posteriormente.
4.Consultá a tu dentista temprano durante el embarazo.

No desesperes ✋ Esto es pasajero y con el debido cuidado, vas a poder disfrutar del embarazo sin preocuparte demasiado.
¿Alguna tuvo problemas con los dientes o encías? Las leo.
.
👆🏼 Foto 📸vintage del embarazo 🤰cepillando dientes a la mañana #caripelapormil.

Antojos: ¿existen o no?

Cuando estás embarazada te pueden agarrar antojos🤗. Esas ganas locas de comer algún alimento o comida determinada y que si no se cumple tu bebé saldrá con cara de dulce de leche🍮 jaja😂😂😂
Obviamente, más allá del chiste anterior y de cualquier dicho popular, sí es cierto que muchas mujeres tienen antojos aunque no está probado que esté ligado a ninguna condición médica u hormonal. Hay artículos que los atribuyen a algún déficit en tu organismo. Por ejemplo, déficit de sodio hace que tengas ganas de comer cosas saladas dicen. Pero después encontras otro artículo que lo contradice. Además si fuera para cubrir necesidades reales del cuerpo tendríamos siempre antojos saludables y no de un budin cargado del más rico chocolate.🍫
En mi caso no tuve antojos, la verdad es que muchas veces me daban ganas de comer algo, pero estas ganas eran iguales que antes de estar embarazada, sólo que en ese tiempo elegía darme el gusto. Mi preferido era el budin de limón. Tengo amigas que decían tener antojos marcados como salmón crudo.
☝Lo importante es tener en cuenta que durante el embarazo es clave comer sano, respetando una dieta equilibrada. No pasa nada si de vez en cuando nos comemos ese antojo siempre que no sea en exceso ni esté específicamente contraindicado en tu situación particular.
¿Y ustedes tuvieron antojos?
¿Cuál fue el más raro?
.
.
.
Ph:Google

Ideas de fotos de embarazo

Cuando estaba embarazada 👧tenía ganas de sacarme fotos📷 lindas, aunque a veces puede ser un desafío. Además tenía ganas de poder mostrarselas a👶 #peterrules cuando sea más grande. También me divierte ver fotos más estéticas y , para más que se animan, hay algunas más jugadas😎.
Acá les compartimos algunas que hicimos nosotras y otras que nos gustan como inspiración (pinterest siempre es una fuente increíble para estas cosas) para las futuras mamás, ya sean primerizas o no.
También les dejo algunos tips para que salgan más lindas.
🔹Las fotos con luz natural siempre salen mejor!

🔹Combina tu ropa con el fondo que tengas. Para el antes y el después tal vez conviene colores lisos, por si después ya no entra la remera 🙂

🔹Desde arriba generalmente favorecen. Desde abajo no!
Que no te gane la fiaca. Sacate fotos que después te va a gustar tenerlas😊. 

Parto inminente

img_4439Creo que nunca escuché la misma experiencia en diferentes personas. Cada una va a experimentar el parto de manera única y tal vez pierda un poco el sentido contar mi vivencia.. Pero yo le tenía tanto miedo a lo desconocido, qué tal vez te sirva conocer una experiencia en primera persona.
Tenía claro que no quería ir a cesárea (le tengo pánico a las operaciones 😫) pero tenía mucho miedo del parto natural porque me invadían infinidad de preguntas y un miedo inexplicable a no poder llevarlo a cabo. El peor escenario era tener que atravesar ambas situaciones. Quería que #queenjuana apareciera mágicamente fuera de mi panza, y si además me podían asegurar el cuerpo previo al embarazo ideal! 😂👌🏼
Pero por más que imaginara cómo podía ser, hasta que no ocurriera no lo iba a saber.

Yo no sentí contracciones durante todo el embarazo. Con lo cual, apenas sentí la primera creí que iba a entrar en trabajo de parto. Era un domingo a la madrugada y mientras #marido dormía, empecé a contabilizar el tiempo entre cada contracción. No tenía dolor, y eso me generaba más dudas. Cuando empecé a ver que eran bastante regulares lo desperté a #marido. Pasadas las dos hs de contracciones regulares, me tomé la buscapina como me habían recomendado en el curso de pre-parto. Al ratito se desregularizaron, pero #marido (que estaba un poquito más nervioso que yo 😍) insistía en que llamáramos a la partera. Ella se dió cuenta de que yo estaba tranquila y me mando a relajarme y seguir contabilizando, que la llamara cuando me dolieran y fueran regulares. Yo no entendía bien a qué se refería, pero asumí que ella sabía de lo que estaba hablando. Estuvimos todo el domingo pensando que estábamos en trabajo de parto 😶😆😂Salimos a caminar (cerquita, no sea cosa que pariera en el medio de la calle jaja), hicimos el bolso que faltaba, nos bañamos para estar regios para ir a la clínica, nos sacamos selfies 🤳🏼 “en trabajo de parto”. La pasamos bárbaro como si fuéramos dos nenes. Eran las 12.00 de la noche y nada había pasado, hasta sentía un poco de decepción. Nos fuimos a dormir y al ratito empezaron unas contracciones distintas…esta vez sí, estaba empezando. Una vez más, empecé a contabilizar y cuando las mismas empezaron a ser regulares lo desperté a #marido. Estas dolían de verdad y cada una que pasaba dolía más que la anterior.
En el curso de pre-parto me habían dicho que las contracciones de parto duraban entre 30 y 60 segundos, todas las mías duraban el minuto completo 😡. Es un dolor dificil de explicar pero lo importante es que aunque un minuto es un montón (y en ese momento parecía mucho más incluso) no es continuo, después siempre sabes que tenés unos minutos de alivio. No encontré la fórmula para aliviar el dolor…probé el baño de inmersión, estar en cunclillas, acostada de costado, parada contra una pared, la parabolica. Lo único que recomiendo es tratar de no perder el control porque creo que todo fue bastante manejable porque siempre traté de no perder la compostura…nada de gritos descontrolados, mucha concentración y respirar. El rol de #marido, fue fundamental 🙌🏼🙌🏼🙌🏼Me acompañó durante todo el proceso y hacía todo para que me sintiera lo mejor posible.
Llegó un momento, al rededor de las 6.00 am., donde ya sentía que no podía aguantarlo. Fue ahí cuando volví a llamar a mi partera y me dijo que fuera a la clínica, ella me iba a estar esperando para un control. Por suerte en el camino no tuve casi dolor y cuando llegué la partera me atendió enseguida, confirmando que tenía 5 de dilatación. Ya me quedaba internada.
Hicimos juntos con #marido el ingreso a la clínica como si estuviéramos haciendo un check in en un hotel 😳. Y de pronto, nos separaron…cada uno a cambiarse por separado.
Entré a la sala de parto sola y el dolor empezó a ser bastante intenso. El anestesista ingresó y empezó a hablarme de cómo me iba a aplicar la peridural. Era sumamente sincero con el objetivo de tranquilizarme un poco y me dijo: “la siguiente contracción te va a doler, la próxima también, ya la tercera un poco menos y la cuarta no debería doler.” Y así fue, las primeras dos dolieron, mucho, me retorcí del dolor sin llegar a gritar…pero después calmó y justo ahí entro #marido, que casi inmediatamente empezó a llorar. Por emoción, miedo, ansiedad…todo junto.
La partera rompió la bolsa (yo ni me di cuenta) y al ratito empezó a sonar un “biiiiip”, parecía que algo no andaba bien, pero todo el equipo médico estaba tranquilo. Se me acercó la partera y me dijo: “tranquila, tu bebé está queriendo salir y le bajaron un poquito las pulsaciones pero es normal” y me puso un tubito con oxígeno cerca de mi nariz. Casi inmediatamente llegó mi obstetra y al rato ya me estaba pidiendo que pujara.
Durante el curso de pre-parto me hicieron pujar muchas veces y en todas, me felicitaron por lo bien que lo hacía. Pero ahí era distinto, estaba sucediendo y mi cabeza no estaba en eje 😆. Puje la primera vez y el obstetra me dijo: “Así no se puja”, quienes me conocen saben que si alguien me dice algo semejante es como si me estuvieran desafiando…la proxíma contracción lo hice tan bien que todos me estaban felicitando y fueron solo dos pujos (largos) más y #queenjuana salió. Lloraba, tenía toda su manito en la boca. Estaba asustada pobrecita, incluso hizo el meconio justo ahí, encima mío 💩💩💩Pero no me importaba nada, sólo quería agarrarla, tocarla y besarla. Cuando me la pusieron sobre mi pecho me invadió la felicidad, el amor❤. Empecé a llorar de felicidad y miraba a #marido, los dos con inmensa sonrisa. Después de 9 meses de pensarla, imaginarla y sentirla, estaba ahí…tan chiquitita e indefensa.
Al ratito el neonatologo me explicó que se la llevaba por contro con #marido como supervisor 👮🏼. Y ahí sentí una soledad inmensa…primero, sentí que los puntos de la episiotomía duraron más que el parto en sí mismo. Después un camillero vino a buscarme y me dejó sola en la puerta de la sala de parto esperando a #marido y #queenjuana , la espera se me hizo eterna. Llegaron y todo fue felicidad, de vuelta nos unimos en llanto de alegría mirando a esa bebida tan linda.
Mi experiencia fue divina, realmente creí que todo era peor. Sí hubo dolor, pero en general bastante tolerable y controlado. Y la verdad, es que la recompensa borra cualquier mal estar que pude haber tenido. Como todo el embarazo, #queenjuana fue realmente una reina y trabajó a pleno para salir rápido 💪🏼.
Ya en el cuarto todo era felicidad, pira foto y sonrisa. Yo me recuperé bastante bien, solo una pequeña molesta lógica después de haber parido 😂😂😂. ¿Como fue tu parto? Seguro que aunque hayas tenido dolor y sufrimiento, tal vez por varias horas, no lo cambiarías por nada..y lo volverías a vivir una vez más 🙃.

Bolso para el parto: Qué llevar.

img_4436Decidir cuándo preparar el bolso resulta un poco difícil, a mí me molestaba ya tener que guardar cosas que quería seguir usando. Con lo cual decidí tener un bolso de urgencia por si el parto se desencadenaba de la nada, y pensar que en caso de tener tiempo durante el trabajo de parto iba a poder hacer un segundo bolso más personal sumando también la ropa de #marido.
El bolso con los escenciales lo armé apenas empecé mi licencia, en la semana 38. Sabiendo que lo tenía armado estaba tranquila, pero no lo llevaba a todos lados (me parecía que de última nada de lo que estaba ahí adentro lo iba a necesitar con urgencia, de última alguien podía ir a buscarlo). El segundo bolso lo armé el día antes de parir creyendo que estaba en trabajo de parto 🙈.
Qué llevar depende un poco de la clínica en la que tengas a tu bebé. Cada lugar tiene sus reglas y beneficios (si podes ponerte camisón propio o no, si te dan ropa para el bebé durante tu estadía, si te dan insumos a libre demanda…) pero podemos armar una lista básica.
🔸Camisones: Lo importante (si ya sabes que podes usar los propios) es que sean cómodos, que sean fáciles sino específicos para amamantar y que tengas más de uno por si las pérdidas te manchan alguno 😬
🔸Ropa Interior: Yo los corpiños que llevé no los usé pero es fundamental tener bombachas que agarren bien (las tangas olvídalas por un tiempo). Yo me compre unas vedetinas que tenían la base ancha. Eso es importante para sostener bien los apósitos y que te sientas cómoda.
🔸Abrigo: Alguna bata (esto es más que nada para sentirte cómoda entre las visitas), medias o pantuflas.
🔸Almohadón para amamantar: A veces te ofrecen uno, pero es importante aprender a amamantar con los elementos que vas a tener en tu casa. Con lo cual, si no te molesta mucho, recomiendo que lo lleves.
🔸Ropa para el día del alta: Ni pienses que vas a poder usar ropa que usabas antes de quedar embarazada! Vas a seguir usando ropa de embarazada asíque procurá tener un lookete limpio para la vuelta a casa.
🔸Ropa para tu bebé: Sería bueno saber de antemano si vas a necesitar ropita para todos los días de internación, sino con: 1 body largo (si, aunque sea verano…los recién nacidos todavía no regulan bien la temperatura corporal), un par de medias, gorrito y una mantita vas a estar bien. ¡No te olvides el huevito para el auto!
🔸Estudios: Ármate una carpetita con todos tus estudios en orden cronológico.
🔸Extras: Esto posiblemente vaya en el segundo bolso porque lo vas a meter a último momento➡cargador de teléfono, cepillo de dientes, cepillo de pelo, alguna gomita/clips para controlar tu pelo si es un desastre, ropa de #marido.

Todo lo demás a mí me lo dieron: apósitos, casquillos, shampoo y crema de enjuague…y se que si terminaba en cesárea también me daban la faja. Con lo cual, averiguá antes de llevar y/o comprar cosas que te van a regalar. De última, vas a estar más de un día y #marido o #madre o #amiga siempre puede ir a la farmacia que está usualmente en frente.

Exceso de información, ¿si o no?

img_4403Desde que quedamos embarazadas pareciera como si la gente se creyera automáticamente habilitada para opinar, recomendar o simplemente imponer deseos, formas y maneras de hacer o no las cosas. A esa abrumadora sensación de muchísimas personas metiendose en tu vida hay que sumarle lo poco o nada que sabemos en realidad cuando somos primerizas. Y hoy, además de las personas reales que se convierten en opinologos a los que yo particularmente les huyo, existe el tan frecuentado Google. Ese espacio que no opina, sino que da, da, da, da y da información y responde a cualquier pregunta que necesitamos responder. Pero buscar 🔎información todo el tiempo puede ser peligroso. A veces saber demasiado nos convierte en hipocondríacas, preocupadas por demás y consecuentemente insoportables con #marido que nos tiene que fumar.
Cuál es el límite depende de cada una y tenemos que ser sinceras y decir basta 🤚🏼cuando nos parece un exceso.
En mi caso decidí entregarme por completo en todo lo relativo al cuerpo y la salud mía y del bebé con mi obstetra. Sí me interesaba ir entendiendo los cambios y lo que le iba pasando al bebé y por eso me baje dos apps que todas las semanas me daban información. En una de ellas, cada semana te ofrecían alrededor de 7 titulares para profundizar…si el titular hablaba de enfermedades o problemas directamente no los leía porque no quería preocuparme sin sentido (si tuviera que recomendar una app definitivamente la de babycenter es la que más me gustó 😉).
Para mí no tener exceso de información me ayudó a estar tranquila y disfrutar del embarazo. Soy de las que piensan que esas cosas se las transmitís al bebé, dentro y fuera de la panza. Por eso, ¡que reine la Paz! En mi caso entonces para eso necesitaba estar informada pero no saber de todo todo todo. De todas formas, hay gente que encuentra la tranquilidad sabiendo todo, con lo cual si es bueno el exceso de información o no depende de cada uno. Lo importante es entender qué es lo que necesitamos para estar bien y hacerlo.

Estudios, estudios y más estudios…

Durante el embarazo tu obstetra te va a mandar a hacerte infinidad de estudios para monitorear cómo va todo. Algunos, como las ecografías, te van a encantar…y posiblemente algunos otros como el isopado vaginal y rectal 😰 te van a divertir un poco menos. Hay tres tipos de estudio:

1️⃣ Ecografías: En mi caso no fueron tantas como me hubiera gustado pero por lo general son aproximadamente cuatro en todo el embarazo. El estudio más importante de este primer grupo es el “scan fetal”. Alrededor de la semana 20 se hace este estudio ecográfico para evaluar los órganos del bebé. Además de saber si los órganos se están formando adecuadamente, conocemos el sexo del bebe 🚺🚹.

2️⃣ Estudios de sangre y orina: Todos los trimestres se hace un análisis de sangre completo y de orina para detectar enfermedades infecciosas, diabetes gestacional, anemia, comprobar niveles hormonales y demás.

3️⃣ Estudios de parto inminente: Ya más cerca de la fecha de parto se hacen tres estudios. El primero es el isopado rectal y vaginal que suena más terrible de lo que es en realidad. Son, literalmente, dos segundos de un isopo que entra y sale casi sin darnos cuenta. El segundo estudio es el tacto, que es cuando tu obstetra te revisa para entender cómo viene el cuello del utero y cuán lista o cercana a la fecha estás. Por último, el más lindo de los tres, es el monitoreo: Te dicen que comas un alfajor media hora antes 😋 y te recostas cómodamente a escuchar el corazón de tu bebé.

Yo que odio hacerme estudios me parecía terrible irme con algo para hacerme cada vez que visitaba al obstetra (salvo que fuera uña eco, pero como dije, me decepcioné varias veces porque fueron muy poquitas). De todas maneras es más la fiaca que da ir que lo incómodo o desagradable que pueden llegar a ser. Son más de rutina, y lo más importante es que es para cuidarte a vos y a tu bebé.

Guía de compras🛍

img-20160428-wa0015
Mi primer día de compras en #miami 😱

Además del cambio hormonal que sufrimos al quedar embarazadas, pareciera como si se maximizara alguna hormona relacionada con la compulsividad de comprar cosas para el bebé. Esto puede resultar sumamente peligroso para nuestra economía y el espacio en nuestra casa, ya que al no entender mucho qué vamos a necesitar (si somos primerizas claro está) somos capaces de comprar cualquier cantidad de chucherias innecesarias.

Si compras acá o tenes la suerte de viajar para conseguir todo más barato, los infaltables para mí son:

🔹Ropa: Es difícil recomendar cantidades y tipo de ropa porque es muy personal. También depende de la época del año en la que nazca el bebé. Lo importante es tener bien presente las temporadas con la edad y empezar por lo básico (si, ya sé que es difícil no comprar zapatillas miniatura pero, de verdad, no sirven para nada!). Al no saber el tamaño del bebé también es importante no comprar todo en talles muy chicos como el “Newborn/NB” (con uno o dos pijamitas/bodies estamos bien, si sale chiquitito usara ropa un poquito más grande).Los gorritos también son capciosos, por alguna razón tengo muchísimos de esos gorrinos de algodón con un nudito en la punta. Si tú bebé nace en verano, con tener uno para la clínica suficiente. Después podes probar con alguno que proteja a tu bebé del sol 👒pero la verdad es que cuando son muy chiquitos y no sostienen su cabecita es difícil mantenerlo puesto. Si tú bebé nace en invierno los gorritos son mucho más importantes.

🔹Cochecito: Hay cochecitos divinos, pero lo importante es que te resulte PRÁCTICO. Hoy en internet encontras toda la información que necesitas (hay reviews, videos, comparaciones…) así que te recomiendo que estudies el mercado desde la comodidad de tu casa y selecciones un top 3 para ir a experimentar en vivo. Tene en cuenta precio, peso, si se reclina por completo, posiciones y tamaño del contenedor bajo. Yo me fui a comprar un cochecito y descarte mi preferido porque el otro se plegaba en un segundo todo junto sin tener que separar partes. Pero fue clave tener la pre-selección hecha, sino creo que hubiera sido abrumador. A la compra del todo-terreno hay que sumarle los accesorios: huevito (si no está incluido), protector para lluvia ☔️ y mosquitero, reductor, funda para suavizar los cinturones etc.

🔹Bolso/Cambiador Portátil: Con respecto a los bolsos los hay tradicionales, más cancheros 👜, mochilas🎒…la elección es muy personal. Como todo, debe reinar la practicidad. Lavable y con muchos bolsillos/compartimentos debería ser lo más importante. Yo por alguna razón me encapriché con tener un bolsillo para mantener la temperatura de la mamadera 😂. La otra opción (que puede ser complementaria) es un cambiador portátil para llevar sólo o en cualquier cartera. Generalmente los bolsos vienen con cambiador pero estos resultan más prácticos porque tienen bolsillos para toallitas, pañales o lo que necesites en el momento del cambio.

🔹Liberador de brazos🤗: Parece mentira pero los primeros meses es difícil hacer cosas si no tenemos ayuda (en mi caso, salvo que estuviera durmiendo, en el moises no podía dejarla mucho tiempo). Por eso es clave buscar maneras de liberar nuestras manos 👐🏼. El bebé-sit para mi fue un gran descubrimiento y lo súper recomiendo. Fíjate que contenga bien a tu bebé así lo podes usar desde recién nacido. El segundo gran descubrimiento fue la mochilita. Yo en casa no la uso (pero escuché que muchas hacen las tareas de la casa usándola) pero me permitió hacer cosas básicas mucho más rápido y fácil liberándome del cochecito (hay veces que los ascensores de los consultorios son mini, ir a hacer tramites sin tanto bártulo, salir a caminar, ir al supermercado y poder llenar un changuito al tope…).

🔹Elementos de lactancia: Acá lo más importante es tener mamaderas 🍼, un buen saca leche y protectores mamarios. La elección más complicada es la del sacaleche (me acuerdo cuando fui a comprarlo me aterraba ahondar en ese tema, me sentía una 🐄). Y lo importante es definir si lo preferís manual o eléctrico, y los dos tienen sus beneficios.

🔹Cuna/Moisés: Lo que tenes que saber es que tu bebé va a dormir en tu cuarto al menos los primeros meses. Con lo cual, elijas lo que elijas tiene que entrar al lado de tu cama en tu cuarto. Procurá comprar sábanas y mantas del tamaño que corresponda (mínimo recomiendo tres juegos).

Estos serían los básicos. Después hay infinidad de otras cosas: baby call, chupetes, babitas, swadles, juguetes, gimnasio, todo lo del cuarto, kit salud (termometro, saca moco etc.), bañadera…en fin, hay muchísimas cosas. ¿Qué otros  básicos recomendas tener en cuenta?

Cambios en el cuerpo

Tu cuerpo definitivamente va a cambiar😶photogrid_1479139976443No solo durante el embarazo, pero post-parto también. Todavía no puedo decirlo con certeza, pero muy probablemente nada vuelva a ser como antes. Se que no es una buena noticia, pero lo importante es estar preparada y entender cómo va a ir evolucionando el cuerpo.

Durante el embarazo, el primer trimestre puede pasar inadvertido. Si tenes la suerte de no tener nauseas y sentirte bien, podrías sentirte como si no estuvieras embarazada, con el beneficio de que además no te viene. El cuerpo tampoco sufre cambios visibles, salvo por algún efecto en tu cara ( pueden aparecer manchas, granitos, un desmejoramiento general).
Ya en el segundo trimestre, los cambios empiezan a ser un poco más evidentes. La panza empieza a aparecer tímidamente y las lolas a ser un poco más grandes. Yo esperaba que la panza siempre fuera linda, como las embarazadas que uno ve habitualmente, pero al prinicipio la panza es una wata medio rara. Si no estás acostumbrada a tener panza como me pasó a mi, no me resultaba tan agradable al principio. Con el tiempo va tomando forma y se vuelve más parecida a lo que estamos acostumbradas a ver 🙌🏼, pero no deja de ser algo extraño de lo que vas a tener que ir acostumbrándote.
El tamaño de la panza puede variar y el paso por el ultimo trimestre puede resultar muy diferente para cada mujer. Algunas de contextura más chiquita se ven enormes porque la panza las abruma, otras más altas posiblemente tengan una panza más discreta y no les moleste demasiado para seguir haciendo una vida normal. Lo importante es no banquinear demasiado con los kilos extra, adicionales a los que son lógicos por todo lo que tenemos dentro nuestro. Creería que engordar los 9 kilos de minima resulta un poco difícil sin cuidarse y relajándose un poco, pero creo que tener entre 12 y 14 kilos debiera ser lo normal para mantener nuestra salud, la del bebe y no volvernos enormes para que todo el aspecto más psicologogico resulte más llevadero.

Lamento desilusionarlas, pero el día del parto no todo vuelve a ser como antes. Me acuerdo que todavía recostada en la sala de parto me miraba la panza diciendo: ¿a dónde se fue toda esa panza? La veía chata y sentía que había vuelto a su forma orginal. Mentira. Eso fue porque estaba acostada y el contraste entre lo que era y lo que estaba haciendo era muy grande. A medida que fueron pasando las horas me di cuenta que tenia panza, y no de embarazada (lo cual es bastante grave porque parece una panza de postre). Tiene sentido porque el utero todavía tiene que contraerse, pero es una panza que nos impide vovler a ponernos nuestra ropa, por eso continuaremos usando ropa de embarazada un poco más. Tal vez sean capaces de incorporar algunas cosas más como vestidos (que antes por la panza quedaban muy cortos) o remeras que habíamos dejado de usar. Pero los pantalones…los pantalones todavía van a tener que ser de embarazada. Eventualmente, amamantando los kilos de más se van a ir y después de dos meses mas o menos la panza va a desaparecer (tal vez necesiten endurecer un poquito). Hay que entender que el cuerpo pasa por un monton de cambios y situaciones que no son fáciles, y a veces nuestras expectaivas no coinciden con el ritmo que nuestro cuerpo tiene para recuperarse. Por eso, hay que ser pacientes y no desesperar!

Powered by WordPress.com.

Up ↑